Scandaleyes, es el juego de palabras que da nombre al último lanzamiento de Rimmel London.

Se trata, una vez más de una máscara de pestañas con un packaging XXL y un color naranja que invita a romper con el frío y el aburrimiento.

Georgia May Jagger para Rimmel London

La imagen de la campaña es nada menos que Georgia May Jagger, una de las hijas de Mick Jagger y Jerry Hall, y la niña, con esos genes, pues lo tiene todo hecho, para qué nos vamos a engañar.

Con la belleza de mamá Hall y la frescura (y esperemos que la mente) de papá Jagger, Georgia desprende frescura, modernidad y promete romper moldes. Mi más sincera enhorabuena a Rimmel London por esta elección, porque cumple con lo que quiere transmitir la campaña de Scandal ´Eyes.

Pero volvamos al producto.
Se trata de una máscara de pestañas low cost que cumple lo que promete: dar volumen y espesor a las pestañas.

No la curva ni las alarga, pero sí da volumen y además el cepillo (también tamaño gigante) hace que la aplicación sea muy fácil y agradable, sobre todo por su suavidad.

Además, contiene 3 veces más colágeno y queratina para fortalecer las pestañas, que nunca está de más.

Me recuerda mucho a la máscara The Max Curva también de Rimmel London aunque en este caso, no las curva y aporta mucho más volumen.

El precio son 6,99 euros.

Os dejo con el vídeo de la campaña, que seguramente habréis visto ya en televisión: