Lo que siempre quisiste saber sobre los radicales libres

Nos hemos acostumbrado a hablar de muchas cosas sin entender bien de lo que hablamos.
Esto pasa en todos los campos. Pocos entienden lo que es la prima de riesgo o el bono alemán, pero todos hablamos con una naturalidad asombrosa sobre ello…

Amigas Beauty

En el mundo de los cosméticos pasa lo mismo. Nos acostumbramos a hablar de aminoácidos, de principios activos con nombres rarísimos o de antioxidantes sin entender realmente, lo que decimos.

Por eso me pareció interesante explicar de forma sencilla y un poco de andar por casa algunos conceptos.

Uno de los más utilizados son los radicales libres.

La definición dice: «Los radicales libres son moléculas inestables».

Y eso, ¿qué quiere decir? En lugar de dos electrones girando alrededor de un núcleo, solo hay uno, y esto la hace inestable.

Qué son los radicales libres

El electrón «soltero» no quiere estar solo, así que busca «pareja» y para ello, persigue a otras moléculas, y las ataca, causándole  daño, el temido daño celular.

Traducido a nuestra piel, los radicales libres son toxinas muy potentes que afectan a las moléculas esenciales de nuestra piel y evita que funcionen correctamente e incluso que en ocasiones, mueran.

Los radicales libres los provoca la polución, el tabaco, los rayos solares, el estrés, el alcohol o incluso el ejercicio aeróbico excesivo.

Tabaco - radicales libres
Esto hace daño al ADN,a las proteínas y los lípidos que forman nuestras células y provoca que no funcionen de manera correcta y no produzcan colágeno y elástica, con lo que la piel se debilita, deja de ser firme y aparecen las arrugas, las manchas y el resto de «desastres» que tanto nos preocupan.

Pero ahora llegan las buenas noticias: podemos luchar contra los radicales libres y sus efectos ayudados por una especie de súper héroes llamados antioxidantes.

 

La vitamina C, A y D son algunos de estos antioxidantes que pueden luchar contra los radicales libres y hacer que nuestra piel no pierda elástica y colágeno.

 

Radicales Libres - Antioxidantes

Las frutas y las verduras también son potentes fuentes de antioxidantes que pueden ayudarnos a combatirlos con un gesto tan sencillo como comerlos.

Así que simplemente cuidando nuestra alimentación podemos hacer más por nuestra piel que comprando productos de belleza.

¿Porqué no intentarlo?