Hoy os quiero hablar de un producto que quería probar hace tiempo para contaros mi experiencia y que, sin embargo, no he podido probar.

Se trata de una cura para pieles que necesitan recuperarse y dado que tengo la piel (afortunadamente) en buen estado, no ha tenido sentido utilizarlo porque no podría notar los resultados.

Así que he decidido que mientras sigo esperando algún cambio en mi piel que justifique utilizarlo, prefiero contaros para qué sirve.

Se llama MATRICIUM y es de Bioderma.

MATRICIUM

 

La idea es recuperar pieles fragilizadas por causas como la exposición UV, el viento, el frío, la contaminación, o por factores que vienen de dentro como las alteraciones hormonales, el uso de algunos medicamentos el estrés o simplemente el envejecimiento (qué palabra tan fea, ¿verdad?). Dicen que también es útil en cicatrices post-acné para evitar el eritema.

 

MATRICIUM

MODO DE EMPLEO:

Se presenta en una caja con 30 viales y se recomienda utilizar una al día, y en algunos casos con lesiones más importantes dos (mañana y noche).

Se aplica previo a tu tratamiento habitual.

Lo más atractivo para mi de este producto es que permite aumentar en un 300% la capacidad de producir  ácido hialurónico natural en tan solo 15 días.

 

El precio son 63 euros y se vende en farmacias.