Esta claro que estoy en racha. Y no precisamente de juegos de azar, que ni me gustan, ni juego jamás y por lo tanto, jamás me harán rica… estoy en racha de «lo mío».
Llevo unas semanas que no hago más que descubrir productos que funcionan y a precios bajos y eso, me encanta.

Como os dije, he descubierto la marca Maybelline, que no se había cruzado en mi camino hasta ahora.

El eyeliner en crema me tiene loca, ya os lo conté.
La barra de labios 715 Caramel Chocolat no ha salido de mi bolso ni un día desde que la descubrí y además tengo buenas amigas que ya la han comprado.

Bueno, pues os puedo asegurar que Maybelline no me patrocina el blog ni mucho menos (ojalá), pero es que he vuelto a descubrir otro producto de esta marca que me encanta.
Debería dosificarlo y no hablar tantos dias de la misma marca, pero para mí escribir un blog tiene mucho de emocional y cuando descubro algo bueno, no lo puedo posponer… impulsiva que es una.

Mi nueva adquisición ha sido la máscara de pestañas Pestaña a Pestaña de Volumen Express de Maybelline.

Tengo que empezar diciendo que se parece mucho a mi máscara de pestañas favorita, que es Millón de Pestañas de L´Oreal y el efecto que se consigue es prácticamente el mismo: pestañas peinadas, separadas y alargadas.

Aunque a todas nos enamore el efecto pestañas postizas en los anuncios, luego en la realidad quedan pegotes y parece que el maquillaje de los ojos está un poco emborronado.
Por eso me encantan estas máscaras que dejan las pestañas perfectas.

El truco está en el cepillo que no permite que salga más cantidad de la necesaria y, sin embrago, peinan tan a fondo las pestañas que las alargan infinitamente y el efecto es genial.

Me falta saber los precios exactos, pero la de Maybelline cuesta cerca de 10 euros y la de L´Oreal ronda los 16 euros.

Así que ya tengo dos máscaras de pestañas favoritas… no está mal. ¿Veis como estoy en racha?