Me siento culpable.
Son tantos los productos que voy descubriendo cada día y que me encanta recomendaros que a veces, creo que tengo que compensaros con soluciones de belleza caseras y que así podáis ahorrar un poquito para el próximo beauty capricho

Si hay algo que nos ayuda a estar guapas y a mejorar nuestra salud de forma natural y económica, son las infusiones, así que ¿te sientas conmigo a tomar una?

Encontrarnos mejor
El té verde es una de las infusiones más completas y que más beneficios aporta al organismo: ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, infecciones y la artritis entre otras, reduce la tensión arterial y los niveles de colesterol y estimula la circulación sanguínea.
Merece la pena tomarse una taza al día ¿verdad?

Para aliviar las digestiones
Una de mis favoritas es el té llamado rooibos, por su sabor y por sus propiedades digestivas.
Si lo mezclas con infusión de hinojo y de anís, conseguirás además aliviar las digestiones pesadas.

Para reducir la tripa
Puedes combinar la anterior con un poquito de regalíz y hojas de zarzamora y tomarla después de comer.
Verás cono la hinchazón disminuirá.

Piel luminosa
La vitamina C puede hacer que nuestra piel luzca de forma espectacular.
Si mezclas ortiga, menta, escaramujo, pétalos de rosa y té verde estarás bebiendo una infusión rica en antioxidantes que bloqueará el efecto perjudicial que los radicales libres y la piel recuperará su luminosidad.

El té blanco es llamado el «té de la belleza» porque ayuda a prevenir el envejecimiento.
El aloe vera, llamado “planta de la eterna juventud” por lo mayas tiene poderes regeneradores, cicatrizantes y calmantes para la piel.
Preparando una infusión de aloe vera y espirulina (un alga marina), gingko biloba, melisa y verbena, verás como la piel del rostro rejuvenece y mejora la circulación sanguínea.

Fuera ojeras
Si estás sometida a mucho estrés, nada mejor que la lavanda, melisa y manzanilla para reducirlo y dormir mejor.
Además así conseguirás una piel más descansada, menos ojeras y bolsas en la zona de los ojos y un bienestar general.

Menos vello
Pero no creas que las infusiones valen solo para eso. Si eres de las que se pasa la vida quitándose con las pinzas esos pelillos rebeldes que aparecen en zonas como la barbilla también puedes recurrir a las infusiones.
Según estudios científicos de la Universidad turca de Suleyman, dos tazas diarias de infusión de hierbabuena o de menta, al día reducen el hirsutismo en la barbilla o el cuello ya que disminuye el nivel de andrógenos (hormonas masculinas).

Adelgazar
Las bondades de las infusiones para adelgazar son algo más conocidas.
Para depurar, una de las mejores es la infusión de ortiga y la centaurea tiene poder drenante.
Combínalas y verás resultados en poco tiempo.

Algo más conocido y fácil de encontrar es el té rojo, que tiene propiedades drenantes y adelgazantes altamente demostradas.
El té verde también colabora pero, al ser estimulante, hay que tener cuidado, pues puede producir insomnio.

Otra de las infusiones mágicas para drenar y que tiene, además acción diurética y anticelulítica, es la cola de caballo. Aseguran que además favorece la desaparición de las estrías.

Pieles sensibles
Si tienes la piel sensible o con rojeces, anota los ingredientes de tu próxima infusión: Rosa, lavanda y espliego.
Además puedes aplicar la infusión de pétalos de rosa directamente sobre la piel sensible o irritada.

Calmar la piel
Si tienes la piel irritada, la has expuesto al sol o después de la depilación, puedes aplicar sobre ella infusiones de caléndula. Mejora la circulación y tiene propiedades antiinflamatorias.

Si sufres dermatitis atópica o descamación de la piel, aseguran que tomar dos o tres tacitas de té rojo pueden aliviarla en poco tiempo.

Descansar la mirada
Aplica infusión de manzanilla sobre dos algodones o discos desmaquilladores y ponlos sobre los ojos para descansar la mirada antes de salir. Verás como tu mirada lo agradecerá.

También puedes elaborar una infusión de eufrasia y aplicarla a modo de tónico sobre los ojos irritados o con ojeras o bolsas.

Mal aliento
Para las personas que sufren mal aliento o halitosis, hay un remedio que aseguran es muy eficaz: tomar una infusión realizada con una cucharada de hinojo y otra de menta.
La albahaca también está indicada como tónico bucal.

Si sufres pequeñas aftas bucales, te aliviarán las infusiones de manzanilla y salvia.

La lista puede ser infinita así que cuéntame ¿cual es tu infusión favorita?
¿Cuales me recomiendas?