Que nadie se alarme… esto no tiene nada que ver con un atraco…
«Manos arriba» es mi grito de guerra cuando los niños llegan por ejemplo al coche con las manos negras como si vinieran de extraer carbón de la mina después de una jornada escolar.
La mayoría de las veces, mi afán por tener paquetes de toallitas por todas partes me soluciona el problema pero otras muchas no.

Otras veces soy yo, la que sin darme cuenta, acabo con las manos asperas después de leer un periódico o siento la necesidad de limpiarlas después de sujetarme en la barra del vagón del metro.

Y es entonces cuando busco acelerada alguno de los «porsiacasos» que acostumbro a llevar en el bolso y que como ya os he contado más de una vez, me acabarán provocando una luxación de hombro cualquier día de estos…

Bromas aparte, siempre he sido muy amiga de los botecitos con gel desinfectante (incluso antes de que se pusieron de moda en la época de la gripe A). A veces necesito sentir las manos limpias y sin llegar a tener la obsesión del personaje de Jack Nicholson en Mejor Imposible, creo que tengo un poco de vicio con los geles desinfectantes.

La semana pasada pude probar dos de los que The Body Shop acaba de lanzar y me he vuelto adicta, lo confieso.

Los geles antibactericidas de manos (Hand Cleanse Gel) cuestan 5 euros y, además de cumplir perfectamente su función desinfectante, tienen unos olores que creo son los culpables de mi enamoramiento…

Mi favorito es el de Pomelo Rosa, un olor cítrico pero intenso, que como os digo, me requetechifla… pero como en esto de los olores cada una de nosotras es un mundo, los hay también de Limón dulce, Coco, Mango, Fresa y Satsuma, que es un tipo de mandarina (lo he buscado en Google, para que luego digáis que en este blog no se aprenden cosas…) y que es otro de mis favoritos.

Así que os recomiendo que os hagáis con uno y lo llevéis siempre con vosotros, en el bolso, en el coche… el problema es elegir uno solo, pero por ese precio, podemos permitirnos al menos un par de ellos…

¿Con cual os quedáis?
¿Sois también adictas a este tipo de geles?