Sólo esta foto me hubiera bastado para salir corriendo a comprar la base de maquillaje Diorskin Forever.

Y es que no hay algo que anuncie Natalie Portman que no provoque en mí la necesidad (e incluso la urgencia) de salir directa a la perfumería a comprarlo.

Pero mucho me temo que en este caso, la culpable del éxito de ventas de Diorskin Forever no es sólo la señorita Portman sino la seguridad de que este lanzamiento de la casa Dior es una de las mejores bases de maquillaje que he probado.

Existen dos texturas.
Únicamente os hablaré de la textura fluida ya que es la que he probado, pero me temo que el maquillaje compacto debe ser una maravilla también.

Se trata de una base con textura ligera, no demasiado cubriente y que, sin embargo, oculta las imperfecciones y tiene una duración real digna de las bases de maquillaje más espesas.
Es, tal y como promete, casi una segunda piel…

No tiene apenas fragancia y se extiende fácilmente, lo que provoca que a veces nos sobre producto, sobre todo si lo aplicamos con brocha. Hay que utilizar muy poca cantidad.

El acabado es una piel hidratada, como esponjosa. Es importante decir que contiene SPF 15, un requisito obligado para mi en cualquier maquillaje.

Y tú ¿la has probado?