La sal de la vida

Exfoliar el cuerpo es probablemente uno de los gestos que tiene que ver con la cosmética que más pereza me da.

Exfolio semanalmente la piel de la cara, pero la del cuerpo…

Al tener la piel sensible, la palabra exfoliación me produce un pelín de reparo y eso que cada vez salen productos más suaves y naturales.
Existen exfoliantes a base de limón, de miel, de zanahoria, de almendras…

La verdad es que cuando uno exfolia la apiel se da cuenta de los innumerables beneficios que aporta.
La piel se pone firme, tersa, suave y radiante.

El secreto para no irritar la piel con la exfoliación es aplicar movimientos circulares suaves de arriba a abajo y siempre eligiendo productos adecuados.

Después conviene aplicar una crema hidratante y aprovechando que los poros se abren, aplicar, si se quiere, una mascarilla.

Acaba de salir al mercado un nuevo exfoliante digno de los mejores gourmets: Guerande Salt de REN.

Es a base de sal de Guérande, conocida por su poder en eliminar toxinas a través del sistema linfático.

Ren Sal exfoliante

Se trata de un tipo de sal de lujo que se extrae del atlántico, en las costas de la Bretaña francesa, rica en minerales, aceites hidratantes y con propiedades tonificantes.

Como todos los productos de REN, se hace con ingredientes naturales.
Se trata de un bálsamo que cuida y protege la piel que despertará la piel por la mañana y la dejará radiante durante todo el día.

¿Qué os parece? ¿Os soléis exfoliar el cuerpo?