EPILADY, de toda la vida

Creo que el primer gadget de belleza que conocí fue la epilady.

Mi generación tenía tres formas de depilarse: cuchilla, cera o epilady, que es como llamábamos de forma coloquial a la depiladora de esta marca.

Reconozco que nunca la utilicé, pero en mi casa y en la de todas mis amigas siempre hubo una.
Después, han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y siempre ha sido una marca líder en el sector.

Ahora Epilady se lanza al mercado del hairstyling, o como se ha llamado toda la vida, el peinado.

Cuando parece que todos tenemos unas planchas para el pelo, empiezan a surgir nuevos aparatos para que en casa nos resulte más fácil aún: las tenacillas, los secadores profesionales para uso doméstico…

El Secador iónico Epilady con 2.200 W de potencia para conseguir un brushing profesional sin electricidad estática promete dejar un acabado brillante. Lleva un difusor de moldeado para conseguir volumen.

Precio: 29, 90 euros.

La Plancha Titanium ionic con 5 niveles de potencia y 230 º C tiene una función eco que consume cuatro veces menos energía que una plancha normal.

Precio: 29, 90 euros.

Mi nuevo capricho, las tenacillas.
Las que tenemos el pelo liso como una tabla soñamos con los rizos, pero las planchas o stylers tradicionales no son tan cómodas en este sentido así que quiero unas tenacillas.
Estas valen para ondular y alisar con un sistema iónico con placas 100% de cerámica tourmalina.
Lleva placas onduladas y lisas.

Precio: 29, 90 euros.

Me muero de ganas de probarlas. ¿Alguien las ha probado?