Hace ya varios años descubrí que no hay mejor crema antiedad que un buen factor de protección solar y que, en ciertas edades, no hay algo que prevenga, y atenúe las arrugas mejor que una buena crema hidratante.

Pese a que las pieles maduras necesitan recuperar elasticidad y firmeza (y por ello necesitan ciertas «dosis» de colágeno y elastina), las pieles más jóvenes e incluso cumplidos los 40 mejorarían enormemente con tan solo hidratarlas correctamente y protegerlas del sol.

Si además tienes la piel sensible, esto es más importante aún, porque no te vale cualquier producto antiedad y necesitas necesitamos productos que además no irriten la piel.

Avène acaba de lanzar un programa de hidratación para pieles sensibles y he podido probar dos productos:  una hidratante que perfecciona el tono (y a la que gracias a Dios no llaman BB ó CC Cream) y un serum para revitalizar y calmar la piel.

Avene Hydrance optimal

La hidratante que perfecciona la piel contiene la maravillosa agua termal de Avène, lipomucina y meiboserina (que no sé muy bien lo que es…) para hidratar, agentes matificantes, asilantes y pigmentos de color pero sobre todo, un SPF30 para que no bajemos la guardia cuando acabe el verano.

Tiene un único tono que se adapta a la piel (a mi se me queda aún un pelín oscuro pero queda muy natural y reconozco que da efecto «buena cara»).

El serum es una delicia. Es de esos productos que la piel agradece desde la primera aplicación y que con el agua termal de Avène ya lo dice todo.
Además es oil free y no lleva parabenos.

Lo que no tengo aún son los precios. Los busco y edito el post.