Donde dije «digo», digo «diego»…

Rectificar es de sabios y sabéis que yo no tengo ninguna vergüenza en admitir cuando me equivoco.

En este caso no es un cambio de opinión sino el descubrimiento de algo que me ha hecho verlo de otra forma.

Me explico: hace unos meses escribí un post titulado «Por qué prefiero el agua micelar barata» en el que os explicaba mi opinión sobre las aguas micelares normales (Bioderma, Deliplus…) y por qué las prefería a las de las marcas de lujo.

La razón era básicamente que las marcas de lujo que yo había probado incluían ingredientes como ácido hialurónico que irritaban por ejemplo, los ojos.

Pero tengo que contaros que en mi último viaje decidí probar el agua micelar de Guerlain y (esta sí) me ha fascinado.
Agua Micelar de Guerlain

Tratándose de una marca con grandes productos de tratamiento, era raro que no la hicieran absolutamente confortable para la piel pero además, con un gran poder limpiador, que al fin y al cabo es uno de los cuidados más importantes de la piel.

Tiene un ligerísimo olor a jazmín y té blanco y una textura casi líquida que limpia en profundidad la piel y, como os digo, la deja muy confortable.

Agua Micelar de Guerlain

Yo la aplico con un disco desmaquillador y os puedo garantizar que hasta ahora, es la única marca de lujo que me ha gustado en este tipo de productos.

Para los ojos estoy utilizando un bifásico de la misma marca que también me está encantando, así que no la he probado, pero lo intento probar y os edito el post.

El precio son 48 euros.