Portada Cuerpo Baño y Ducha

Nos lo merecemos… no digáis que no


Desde hace 10 años, además de hija, soy madre.

Desde hace 10 años, no tengo apenas tiempo para mi, y a cambio, se lo regalo gustosamente a los dos niños más buenos y guapos del mundo.

Desde hace 10 años, bromeo diciendo que un viaje al supermercado parecen, a veces, unas vacaciones de lujo, si es que consigo ir sola.

Desde hace 10 años,  he aprendido a saborear cada ratito, cada instante, cada momento con una intensidad increíble.

Así que he decidido que por el Día de la Madre, me voy a dar un capricho.

Mi regalo va a ser cuidarme y disfrutar de un ratito para mi.

Y no penséis que necesito mucho tiempo, ni que me voy a gastar mucho dinero. Es algo mucho más sencillo, mucho más fácil y al alcance de cualquiera: voy a llenar la bañera y disfrutar de un ritual, cuidando mi piel con algo tan básico, rico y nutritivo como es la leche.

Lactovit - Baño relajante en casa

Para ello, solo me hacen falta dos productos: Gel de ducha Reparador Lactourea de Lactovit y para después del baño, la con la leche corporal Reparadora Lactourea también de Lactovit.

Y ¿por qué son mis favoritos? Porque se trata de un ritual además de sencillo (solo son 2 productos) y asequible, es a base de leche, uno de los alimentos más completos que existen. Natural y rico en nutrientes (proteínas, minerales y vitaminas), además, cuida la salud de la piel, porque la hidrata desde el interior, gracias a lo las microcápsulas Lactosomas. Pero sobre todo,  (y esto es lo que más me gusta) la leche es capaz de transportarnos a nuestra infancia y a los recuerdos más entrañables.

Lactovit - Baño relajante en casa

De todas formas, tengo que reconocer que la idea no es mía. Me la dio una amiga que hace unos meses cumplió 40 años.

Lactovit - Baño relajante en casa

Y el día de su cumpleaños, cuando le pregunté cómo lo iba a celebrar me contó que lo iba a celebrar sola. Me contó que llevaba años soñando con desconectar el móvil, poner música y llenar la bañera. Y relajarse, no pensar… solo disfrutar del baño, sumergir la piel y mimarse.

Así que yo, me voy a dar el capricho por el día de la madre… que nos lo merecemos. No digáis que no…

 

 

 

Fotos: Lactovit, Mujer bañera, Baño relajante

7 COMENTARIOS

Deja un comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.